miércoles, abril 17, 2024
7.1 C
Curicó

Alerta Científica: El deshielo del Ártico podría desencadenar la liberación de microbios Matusalén conocidos como «Virus Zombi»

TE PUEDE INTERESAR

El cambio climático, con el consecuente calentamiento global, está provocando un fenómeno alarmante: el rápido derretimiento del permafrost, que abarca aproximadamente una quinta parte del hemisferio norte. Territorio que ha permanecido a temperaturas bajo cero durante cientos de miles de años, actuando como un depósito de material biológico antiguo, incluyendo virus.

El genetista Jean-Michel Claverie de la Universidad de Aix-Marsella destaca la singularidad del permafrost, señalando que su frío, oscuridad y falta de oxígeno han sido condiciones ideales para preservar material biológico, como los microbios de Matusalén, también conocidos como «Virus Zombi».

La comunidad científica advierte sobre el peligro de liberar estos microorganismos, que causaron enfermedades en nuestros ancestros hace miles de años, los que podrían representar una amenaza actual si se liberan debido al deshielo del permafrost ártico.

La viróloga Marion Koopmans del Centro Médico Erasmus de Rotterdam subraya la incertidumbre sobre qué virus específicos podrían estar presentes en el permafrost, pero advierte sobre el riesgo real de desencadenar brotes de enfermedades antiguas como una forma de polio.

En el Ártico, se ha establecido una red de vigilancia para detectar tempranamente posibles enfermedades generadas por estos microorganismos ancestrales. En caso de identificar algún virus, se implementaría un sistema de cuarentena para evitar la propagación a otras partes del mundo.

El equipo dirigido por Jean-Michel Claverie en 2014 aisló virus vivos en Siberia, demostrando que estos organismos mantenían su capacidad de infectar incluso después de miles de años enterrados en el permafrost. Investigaciones posteriores en 2023 revelaron cepas víricas de diferentes yacimientos en Siberia, algunas con 48.500 años de antigüedad, pero capaces de infectar células cultivadas.

Claverie subraya que, aunque los virus aislados en sus experimentos solo eran capaces de infectar amebas y no representaban riesgo para los humanos, esto no garantiza que otros virus no puedan desencadenar enfermedades en las personas.

El permafrost, definido como terreno congelado, ocupa una quinta parte del hemisferio norte y es crucial para preservar material biológico. El riesgo asociado no solo está relacionado con la desaparición progresiva del permafrost, sino también con el deshielo marino ártico, que se está acelerando debido al cambio climático.

Los científicos coinciden que la actividad económica humana, particularmente la explotación minera y petrolera en Siberia, puede acelerar el deshielo del permafrost, liberando patógenos y poniendo en riesgo la salud de los trabajadores y la propagación de enfermedades a nivel global.

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

MÁS DE ESTA CATEGORÍA

ÚLTIMOS ARTÍCULOS