Febrero 27, 2020

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Sacerdote en estado de ebriedad provoca accidente de tránsito y la Iglesia lo suspende de inmediato

La madrugada del 3 de marzo pasado, el sacerdote Jorge Vásquez chocó mientras conducía su automóvil. Producto del accidente, los ocupantes del vehículo impactado por el presbítero resultaron con lesiones leves.

Ante la situación, el párroco de la iglesia Santa Rita de Casia en San Fernando intentó que no se llamara a Carabineros. El religioso -que según testigos iba acompañado de un joven- habría ofrecido costear el arreglo del automóvil, sin embargo, la molestia del afectado era evidente.

Fueron terceras personas las que informaron a la policía uniformada de lo ocurrido, incluso sin saber de quién se trataba.

Según lo declarado por el capitán de la primera comisaría de San Fernando, Vladimir Fuentes, al llegar la policía al lugar, Vásquez fue sometido a los peritajes de rigor. "El intoxilyzer, que es la prueba respiratoria que realiza Carabineros, marcó 2.03, pero la prueba real, en definitiva, es la alcoholemia la que determina la exactitud o los grados de alcohol que presentaba en la sangre el conductor".

El sacerdote fue trasladado a la comisaría y luego quedó apercibido bajo el artículo 26, es decir, citado a declarar dentro de los próximos días en la fiscalía.

La iglesia fue mucho más drástica y decidió suspender al religioso. Mediante un comunicado el Obispado de Rancagua aseguró: "El P. Jorge Vásquez ha sido apartado del ejercicio público del ministerio sacerdotal y, por ende, del oficio de párroco para que responda ante la justicia frente a este accidente vehicular que protagonizó".

En el documento además se señala que la autoridad religiosa en la región de O'Higgins ya está preparando los actos administrativos correspondientes a fin de sancionar definitivamente al cura de San Fernando.

Modificado por última vez en Miércoles, 06 Marzo 2019 23:00