Padres e hijos disfrutaron a la antigua en Biblioteca Municipal “Tomás Guevara Silva”

Padres e hijos disfrutaron a la antigua en Biblioteca Municipal “Tomás Guevara Silva”

Día del Patrimonio de Niñas y Niños. Un verdadero viaje al pasado fue lo que se vivió en este lugar jugando al luche, las bolitas, lotería, a la escondida, entre otros juegos.

 

Padres e hijos viajaron a otros tiempos el domingo pasado y sin necesidad de celulares, tablets ni computadores.

Juntos celebraron el Día Nacional del Patrimonio de Niñas y Niños. Y para ello jugaron a las bolitas, luche, lotería, emboque, al yoyo, entre otros juegos.

El principal objetivo fue que los participantes, especialmente los niños, conocieran del pasado y parte del patrimonio chileno, a partir de los mismos juegos que disfrutaron sus padres cuando pequeños.

 

RESCATE

Desde las 10 de la mañana y hasta las 2 de la tarde, la Biblioteca Municipal “Tomás Guevara Silva” se transformó en un punto de encuentro, particularmente para las generaciones nuevas.

En medio de la modernidad, se hizo así un rescate del patrimonio chileno a través de juegos.

 

AHONDAR MÁS ALLÁ

Cristian Iturriaga, encargado de la Biblioteca Municipal, señaló del encuentro: “Lo que hemos querido hacer es el rescate de juegos tradicionales infantiles, no solo los que tienen que ver con las tradiciones dieciocheras, sino que quisimos ahondar más allá y en juegos que todos en alguna etapa compartimos, como el luche, el pillo, la escondida, las bolitas”.

Iturriaga se manifestó muy contento por la cantidad de personas que llegaron a la Biblioteca.

Añadió que de esta forma se comprueba que la tecnología no lo es todo a la hora de entretenerse sanamente.

 

MÁS QUE EL TELEVISOR

Mostrando sus dotes para la rayuela y disfrutando de la lotería, el alcalde Javier Muñoz también manifestó su satisfacción por un encuentro como éste.

“Quiero felicitar a la Biblioteca Tomás Guevara Silva, porque han hecho una actividad muy bonita orientada a los niños, en el Día del Patrimonio de las Niñas y Niños, donde hemos podido recrear una serie de juegos que se han ido perdiendo en el tiempo, pero que son más entretenidos que estar frente a un televisor”, indicó.

“Felicito a toda la gente que ha llegado, a todos los niños y niñas que han llegado a disfrutar de las bolitas, del yoyo, de la rayuela, en fin, un sinnúmero de juegos infantiles que dieron una especial connotación a este encuentro”, añadió el alcalde y señaló que al ver a padres e hijos unidos en la actividad, se puede esperar que este patrimonio de juegos no desaparezca.

volver arriba