Un positivo balance de la Feria Gastronómica de Cazuelas y Caldillos versión 2018.

Un positivo balance de la Feria Gastronómica de Cazuelas y Caldillos versión 2018.

Balance. Muy optimistas se mostraron las autoridades y organizadores del encuentro culinario, sobre todo desde aspectos como limpieza y seguridad.

El encuentro se desarrolló en la Alameda Manso de Velasco y logró la venta de más de 15 pocillos, todo un logro que demuestra el crecimiento de la feria en los últimos años.

El alcalde Javier Muñoz indicó que esta actividad culinaria se ha consolidado en Curicó provincia, pero también logrando presencia a nivel regional, del país y del extranjero, considerando la visita de muchas personas que vienen de fuera de Curicó.

La autoridad destacó además el carácter integral de la feria gastronómica, al contar con artesanos y emprendedores de Indap y Prodesal.

SABOREAR Y DISFRUTAR

Iván Rojas, encargado de Desarrollo Productivo del Municipio y uno de los principales organizadores de Cazuelas y Caldillos, destacó que la gente se mostró contenta con la actividad.

“La gente apoyó la iniciativa, este esfuerzo de 24 cocineros con 24 preparaciones distintas para saborear, disfrutar y aprender a hacerlas. Tuvimos también una muestra artesanal muy potente; artistas locales de primer nivel y también, lo más importante: una fiesta familiar, como todos los años, una fiesta consolidada con extranjeros que nos felicitaron por la limpieza, por los funcionarios municipales, que hicieron un esfuerzo tremendo”, indicó Rojas.

AGRADECIMIENTO

Quien también manifestó su optimismo por Cazuelas 2018 fue Adolfo González, director ejecutivo de la Corporación Cultural, instancia que codo a codo trabajó con la Municipalidad para el desarrollo del masivo encuentro.

González hizo un público agradecimiento a todos quienes pusieron su mejor esfuerzo en la realización de la feria, tanto a los funcionarios de la entidad que dirige, como del Municipio, a los mismos cocineros y artesanos y la gente, que apoyó con su presencia.

ALTA VENTA

El administrador municipal, David Muñoz, afirmó que este año se lograron los objetivos perseguidos, sobre todo desde el punto de vista de realizar esta activación de costumbres culinarias en medio de la llegada de las vacaciones de invierno y sobre todo en la Alameda, donde confluye toda la familia.

“La hacemos en una fecha tan importante como es vacaciones de invierno, donde los hijos pueden ir y uno ve a los pequeños consumiendo, probando los productos (…) El alcalde Javier Muñoz nos ha pedido ir fortaleciendo el emprendimiento, los cocineros que tienen talentos para poder realizar este trabajo, eso nos pone muy feliz; también el poder lograr una alta cantidad de ventas, alrededor de 40 mil tickets en venta y por otro lado, más de 15 mil pocillos que se vendieron”, señaló Muñoz destacando a su vez la seguridad, entretención y limpieza.

volver arriba