7 tips para tener una cara descansada y natural

Imagen:  losandes.com.ar Imagen: losandes.com.ar

El estrés del día a día fácilmente se refleja en nuestro rostro, pero no solo con cambiar la rutina podemos corregir esto, sino que con básicos tips se puede tener una cara descansada y natural.

Lo primero a tener en cuenta es que cada consejo o método que adoptemos para obtener una apariencia fresca en nuestro rostro debe cuidar la naturalidad del mismo, pues en el mercado podemos encontrar infinidad de productos que tienden a prefabricar cutis que lucen muy artificiales y nada estéticos.

Por ello, es necesario tener claro que la frescura de un rostro no es un tema de maquillaje, es más bien un método o rutina de cuidados.

  1. La hidratación de la piel

Un cutis reseco es el que más acentúa los signos de la edad y el cansancio en el rostro, por ello es importante que la piel de la cara esté adecuadamente hidratada, para evitar que pierda elasticidad y por ende llegue a arrugarse y deteriorarse.

Lo recomendable es que por lo menos dos veces al día hidratemos el rostro, luego de una adecuada limpieza facial.

Principalmente hay que hidratar el cuerpo, pues esto es reflejo en la piel, por ello hay que consumir el agua que nuestro organismo demanda para funcionar adecuadamente y lograr liberar las vitaminas y minerales que la piel necesita para lucir fresca.

Además de ello, hay que utilizar productos o métodos que hidraten la piel, los cuales deben responder a las características físicas de cada tipo de cutis, por ejemplo, no se puede utilizar la misma crema humectante para piel grasa que para piel seca.

  1. Los masajes faciales

Uno de los beneficios que ofrecen los masajes faciales es la activación de la circulación de la sangre y la elasticidad de la piel, lo que a su vez evitan la aparición de signos de la edad, el cansancio y la incorrecta gesticulación, como lo son las líneas de expresión y las arrugas.

Un pliegue en la piel del rostro es uno de los más importantes signos de cansancio que hay que evitar.

  1. Tratar la pigmentación de la piel

Otro molesto signo de cansancio es la despigmentación de la piel, la cual puede aparecer por el exceso de exposición a los rayos solares, el estrés, la edad, así como ciertas patologías.

Por esta razón es muy importante emplear productos del cuidado del rostro, que favorezcan la iluminación y blanqueamiento del cutis.

Tratar la pigmentación o despigmentación de la cara no es algo que deba tomarse a la ligera, pues puede llegar a ocasionar una apariencia poco estética y difícil de corregir con el paso del tiempo.

  1. Adiós a las ojeras

Para que la cara luzca descansada y natural el punto focal a cuidar es la mirada, por eso además de lograr conciliar las horas necesarias de sueño, hay que utilizar otros complementos que ayuden a evitar o eliminar las molestas ojeras.

Hay tratamientos naturales que ayudan a intensificar y mejorar la apariencia de los ojos, pero existen tratamientos para el cuidado del rostro que coadyuvan a lograr este efecto.

  1. Los iluminadores faciales

La iluminación del rostro aporta a la apariencia natural del mismo, pero hay que cuidar qué tipo de iluminador se emplea, pues no todos congenian con todos los tipos de piel.  Los cremosos, por ejemplo, no son recomendables para pieles grasas, esto hay que considerarlo.

  1. Exfoliación

Tampoco puedes olvidar que un rostro suave es un rostro natural y fresco, por ello es recomendable exfoliarlo, por lo menos dos veces por semana.

Esto a fin de eliminar residuos y abrir los poros para una adecuada limpieza facial a profundidad. No olvides que después de exfoliar hay que aplicar agua fría para cerrar nuevamente los poros y evitar acumulación de grasa en ellos.

  1. Limpieza facial

Evita dormirte con el maquillaje, por ello retíralo a diario, esto sin duda aportará un gran beneficio para obtener una cara descansada y natural.

Marcas como Nu Skin pueden ser un aliado ideal a la hora de cuidar la apariencia de tu rostro.

Instagram
Modificado por última vez enLunes, 11 Febrero 2019 12:25
volver arriba