Imprimir esta página

Se construyen resaltos y se instalan reductores de velocidad en Licantén

LICANTÉN. Con el propósito de reducir al máximo las posibilidades de accidente, sobre todo con los peatones de Licantén, es que la municipalidad de esa comuna comenzó la instalación de elementos en la calzada que obliguen al conductor a bajarle la potencia a su máquina.

Para conseguir ese objetivo es que se están instalando “resaltos” y “reductores de velocidad”, que al decir de los expertos, por el momento es, prácticamente, el único elemento que obliga a reducir la velocidad.

Para conocer el avance, es que el alcalde, Marcelo Fernández Vilos, realizó una visita al nuevo proyecto, cuyo objetivo es mejorar la seguridad del peatón, disminuyendo la velocidad promedio de circulación de calzadas en las calles más transitadas y de mayores velocidades de la comuna.

Se debe señalar que, todo esto, es en respuesta de los propios vecinos, quienes lo han solicitado, principalmente, en edificaciones aledañas a las calzadas, fuera de colegios o sala cunas, a fin de establecer zonas de seguridad para los escolares y peatones, su principal objetivo es evitar accidentes de tránsito y atropellos, disminuyendo la velocidad.

El proyecto en total consiste en construir 22 resaltos, 18 de ellos son resaltos reductores de velocidad de asfalto del tipo redondeado y 4 resaltos reductores de velocidad de hormigón todos con pintura termoplástico de color amarillo. Se incorpora en el proyecto la instalación de señal de velocidad sugerida, la cual no debería ser mayor a 30 km/hr.

El proyecto fue postulado al Programa de Mejoramiento de Barrios (PMU) de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (SUBDERE), por un monto de $45.346.247.

 

Lo último de M & N