Febrero 26, 2020

Login

Usuario
Password *
Recordarme

[Video] “Provincia de Curicó y Su Historia” Capítulo 2: La devoción a “La Virgen de la Piedra”

Con la llegada de las huestes españolas a nuestro continente, hace mas de quinientos años y mas tarde, a lo que fue la conquista del territorio chileno, la fe católica, ha conseguido una gran influencia en la vida espiritual y política de sus habitantes desde el año 1540.

La historia recopila lo que ha significado la religión catequística y el temor a Dios, sobre todo en los sectores más apartados, convicción que, por estos días, se mantiene intacta en muchos feligreses que buscan la protección de un Ser Espiritual representado por una imagen, un símbolo, una escultura, entre otras muchas formas, que al rezar u orar con fe, es capaz de acceder a sus múltiples solicitudes.

En la comuna de Licantén, provincia de Curicó, por la ruta J – 60, con rumbo al litoral, en cualquier época del año, se pueden apreciar familias completas que avanzan por un, hoy camino forestal, en dirección a un distante cerro del lugar, serán ocho kilómetros, aproximadamente los que deberán recorrer hasta quedar frente a la imagen de la Virgen de la Piedra.

El caso, registrado en el siglo 19, según manifiestan los lugareños, se conoce gracias a relatos que han pasado de una generación a otra, por el denominado “boca a boca”, cuando unos niños pasaban por el lugar y en una de las partes altas de la roca, se les aparece la Virgen.

Por su corta edad e impresionados a causa de lo que sus menudos ojitos habían visto, regresaron a casa a toda la velocidad que le permitían sus pequeñas, para narrar lo vivido a sus padres. Lo ocurrido quedó entre la familia, que, si bien eran creyentes, ponían en duda la veracidad de lo escuchado de parte de los chicos. 

Transcurrido un tiempo, para la familia y los peques, se convirtió en toda una anécdota y sin darse cuenta, comenzaron a relatar lo vivido a sus vecinos y amigos. Eso estimuló a unos pobladores a visitar el lugar, atribuyendo el hecho y la narración a un mensaje divino. Estando allí invocaron la “aparición” a que hacían referencia los menores, rezaron largo rato y sintieron “una paz interior muy grande nunca antes lograda”.

La voz comenzó a correr y los lugareños iniciaron periódicas visitas para pedirle favores, los que, según dicen, fueron otorgados. Ante estos “milagros” fue creciendo el número de adoradores y también el compromiso que los llevó a construir un altar en la roca misma, que, en la actualidad, siempre está con velas encendidas, frases y placas de agradecimientos “por el favor concedido”.

La mayor cantidad de devotos que en determinadas fechas le visitan en romería, viven en Iloca, Duao, Lipimávida u otros puntos cercanos, Para llegar a la “Virgen de la Piedra”, existen alternativas, pero una de ellas es el camino El Peñón, ruta forestal en buen estado, apta para todo tipo de vehículos que sale desde ruta J-60, antes de llegar al mirador El Peñón, sector La Pesca, en el balneario de Iloca.

Tras 8 kilómetros de hermoso pero curvo acceso rodeado de pinos, unas banderas chilenas indican que debe salir del camino principal y seguir por un acceso lateral por unos 500 metros, donde encontrará una especie de llano, punto máximo de acercamiento recomendado para vehículos livianos y conductores que no tengan experiencia en inclinadas pendientes muy propias de la topografía del lugar.

Desde allí los romeros deben caminar, guiándose por letreros que indican el lugar de veneración de la Virgen. Tras recorrer unos 800 metros, un letrero indica el camino a seguir, que básicamente es un desfiladero, por un lado, el cerro y por el otro, una profunda caída.

La leyenda dice que “solo los verdaderos creyentes en la Virgen, son capaces llegar a venerarla” y esa creencia es por lo extremadamente extenuante del trayecto a pie. Se recomienda no fumar, su físico le hará notar las consecuencias al subir el cerro y por sobre lo anterior, el riesgo de un incendio forestal.

Le parecerá corto el tramo a recorrer desde donde dejó su vehículo al altar de veneración, pero tómelo con calma y evítese quedar a medio camino, salvo si lo hace con la fe que la Virgen de la Piedra, desea.

La virgen de la Piedra del balneario de Iloca, forma parte de Provincia de Curicó y su Historia

Modificado por última vez en Lunes, 19 Noviembre 2018 21:50