Identificarse

Segunda jornada de juicio por accidente de hace 6 años y que dejó 4 muertos en Sagrada Familia

Abril 13, 2022

En el tribunal de garantía de Curicó se desarrolla la segunda jornada del juicio simplificado, contra un trabajador mecánico de un empresa de buses de esta ciudad, quien habría tenido participación en las causas que hace 7 años atrás ocasionaron una violenta colisión frontal de dos vehículos de transportes de pasajeros, que dejó a cuatro personas muertas y cerca de una treintena de heridos, hoy muchos de ellos aun con secuelas, como trágico saldo.

Tragedia

El accidente se registró en la ruta K-16, a la altura del kilómetro 8, pasadas las 09:00 de la mañana del 17 de junio del 2015. Por la carretera desde Sagrada Familia hacia Curicó transitaba de poniente a oriente un bus de la filial San Andrés, guiado por Luis Armando Rojas Campos, de poniente a oriente, el cual salió de su pista de circulación, cruzando el eje central de la calzada impactando frontalmente con el también móvil de pasajeros, conducido por Javier Zúñiga Saavedra.

Producto de la violencia murió este último, además de otras tres personas que iban en esta segunda maquina con dirección a Sagrada Familia: un niño de 10 años identificado con las iniciales J.G.R., y su madre Macarena Andrea Ramírez Suárez (31) la que no pudo ser reanimada cuando era asistida en el consultorio de la comuna; luego se sumó al trágico listado en el Hospital de Curicó, Lilian del Pilar Mejías Contreras (43), debido a sus severas lesiones.

Fatal desperfecto

Desde el martes reciente comenzaron a conocerse los testimonios de pasajeros del primero de los minibuses que coinciden en señalar que antes que esta máquina traspasara el eje central de la calzada, escucharon un estruendo, una especie de explosión procedente desde el motor del vehículo, relatos que fueron complementados por los informes policiales, documentales y periciales entregados por la fiscalía y por los abogados querellantes.

En tanto el informe especializado de la Subcomisaria Investigadora de Accidentes de Tránsito, SIAT de carabineros de Talca, señala que al bus causante de la tragedia “se le desalojó un perno” que hizo que la rueda delantera izquierda se frenara, perdiendo el chofer el control del móvil, desviando su trayectoria, añadiendo que lo anterior corresponde a una “consecuencia del incumplimiento grave en las labores de mantención del vehículo”.

Indemnización

Desde aquella fatídica jornada han sido diversos los peritajes instruidos por la fiscal Leticia Flores, mientras que en forma paralela el conductor del vehículo causante de la tragedia demandó a la empresa de buses Díaz, para la cual trabajaba, logrando una indemnización de más de 100 millones de pesos, no así las familias de la víctimas fatales, ni los lesionados, que suman actualmente cerca de una quincena.

Segunda jornada

Por su parte las diligencias de la fiscalía local han establecido que las causas de la tragedia estarían vinculadas a aspectos mecánicos del primero de los buses, y por ello que en la mañana del lunes se inició el juicio de tipo simplificado contra el mecánico, Bernan Augusto Oliva Concha, Encargado en esa fecha de la tragedia, de la mantención de los buses y Minibuses San Andrés, a cuya flota pertenecía el móvil que habría sufrido el entrabamiento de una de sus ruedas que desencadenó el fatal accidente.

El imputado se encuentra formalizado como presunto autor del cuasidelito de homicidio, de lesiones graves y gravísimas, y menos graves, por lo que se está solicitando se aplique una pena de 541 días de reclusión menor en grado medio. En la audiencia fueron recordados los hechos, inicialmente a través de carabineros que adoptaron el procedimiento y de quienes sufrieron las consecuencias del fatal accidente.

En este miércoles, en la segunda jornada del juicio, la fiscalía culminó su entrega de prueba, dando paso a la correspondiente a la defensa del imputado.