CChC-Talca sostiene que un tercio de las comunas de Chile no cuentan con ningún sistema de planificación territorial

CChC-Talca sostiene que un tercio de las comunas de Chile no cuentan con ningún sistema de planificación territorial

TALCA. La Cámara Chilena de la Construcción (CChC), luego de realizar un análisis a nivel nacional, logró determinar que, un tercio de las comunas del país no tienen ningún tipo de instrumento de planificación territorial. Respecto a la Región del Maule, de las 30 comunas que la componen, sólo 13 de ellas cuentan con sus planes reguladores (PRC) vigentes.

En esta línea, Talca, Curicó, Cauquenes, Colbún y Pelluhue, ciudades que concentran más del 42% de la población regional, tienen planes reguladores de entre 10 y 5 años de antigüedad. 

La ausencia de este elemento, no es cuestión de tenerlo o no, o que esté un tiempo muy largo sin modificarlo, tanto la falta de instrumentos de planificación urbana de las ciudades, así como la carencia de su oportuna actualización, frena el desarrollo de las regiones y genera incertidumbre en la comunidad. Con el fin de visibilizar este tema, es que la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Talca, a través de su Unidad de Estudios, efectuó un análisis del estado de los planes reguladores en el país, que arrojó que un tercio de las comunas de Chile no cuentan con ningún tipo de instrumentos de planificación territorial.

Un detalle de esto, en el caso de la Región del Maule de las 30 comunas que la componen, sólo 13 de ellas cuentan con sus planes reguladores (PRC) vigentes (Curepto, Linares, Romeral, San Javier, Teno, Cauquenes, Colbún, Curicó, Pelluhue, San Clemente, Yerbas Buenas, Maule y Talca) y 4 se encuentran en estado de modificación y con una vigencia superior a las dos décadas (Molina, Parral, Vichuquén y Constitución). 

En este contexto, desde la CChC, enfatizaron la relevancia de la planificación del suelo para contar con ciudades que se desenvuelvan de manera dinámica, para así poder reconocer los focos de desarrollo de cada comuna y con ello entregar una mejor calidad de vida a sus habitantes. 

Al respecto, Paolo Carrera, presidente de la CChC-Talca, dijo, “nuestras comunas se encuentran en constante crecimiento por lo que es relevante estudiar la futura demanda de suelo. La anticipada planificación es posible y debe incorporar todos los elementos que permiten hacer proyecciones con mayor precisión, como el crecimiento de la población, el aumento de los ingresos y del parque automotriz, que impactan en la dinámica de nuestras ciudades. Esto, sumado a una normativa que se vaya actualizando periódicamente, con un plazo máximo de 5 años, podrían preparar, de manera más eficiente, a las ciudades y con ello aportar a su progreso sostenido”.

En esta línea, el representante gremial, se refirió al trabajo que está llevando el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano en este ámbito. “Como gremio, consideramos un desafío primordial avanzar en la planificación de nuestras comunas. En este sentido, debemos ser capaces de implementar una nueva normativa. En eso está trabajando el CNDU con propuestas que apuntan a optimizar los tiempos de la planificación”, indicó.

Asimismo, el presidente de la CChC regional, destacó la importancia de que, en los procesos de renovación de la planificación urbana, exista participación ciudadana activa y temprana, tal como lo está haciendo la Ilustre Municipalidad de Talca, a través del Plan Maestro en el que están trabajando junto al asesor urbanista Luis Eduardo Bresciani. “Uno de los principales atributos de los planes reguladores es que generan certeza, en la medida que son informados a la comunidad, porque tanto las personas conocen de manera anticipada lo que se llevará a cabo en el territorio que habitan, así como también el sector privado y el sector público contarán con claridad para poder desarrollar proyectos acordes a las necesidades y características de cada comuna”.

La urgencia de planificar nuestras ciudades

Desde el gremio de la construcción destacaron la relevancia de actualizar, a la brevedad, la forma en que se elaboran y aprueban los instrumentos de planificación. “La discusión de los instrumentos de planificación debe efectuarse en plazos acotados, ojalá de no más de un año, y que se cuente con visiones de largo plazo -30 años-, con una revisión periódica cada 5 años”, planteó el presidente de la CChC Talca.  Al respecto, añadió “reconocemos el esfuerzo de las autoridades locales por poner esta situación en regla, pero es urgente acelerar estos procesos con el objetivo de avanzar en la ejecución de proyectos de vivienda, industriales, de servicios, de conectividad y equipamiento, que apunten al desarrollo e impulso de nuestra región, ya que no contar con ellos seguirá limitando nuestro crecimiento".

Instagram
volver arriba