El turismo astronómico se convierte en un valor al alza en Chile

El turismo astronómico se convierte en un valor al alza en Chile

De los 365 días del año, el norte de Chile cuenta con 290 de cielos nocturnos despejados. Esta cifra convierte a nuestro país en uno de los mejores lugares del mundo para llevar a cabo cualquier tipo de actividad astronómica. Así, no es de extrañar que algunos de los observatorios más importantes de todo el planeta se encuentren en tierras chilenas. Entre ellos destaca, sin duda, ALMA, ubicado en el desierto de Atacama y considerado como el más grande del mundo al contar con un total de 66 radiotelescopios de entre 7 y 12 metros de diámetro. En esta misma región se colocará el Extremely Large Telescope (ETL, por sus siglas en inglés) cuando termine su construcción. Este telescopio, que depende del Observatorio Europeo Austral, contará con una cúpula cuyo tamaño será mayor que el de una catedral. Según sus responsables, el ETL está llamado a marcar un punto de inflexión en el estudio del espacio igual que lo hizo el telescopio de Galileo Galilei hace ahora más de cuatro siglos.

La importancia científica de Chile en el ámbito astronómico comenzó a ser objeto de la explotación turística hace un par de años. De esta forma, en 2015 se desarrolló el proyecto Astroturismo Chile que, financiado por la línea de Bienes Públicos para la Competitividad de Corfo, tiene como objetivo potenciar nuestro país como destino astroturístico de referencia en todo el mundo. Para ello se llevaron a cabo diferentes iniciativas con el fin de acercar la astronomía a la población y se diseñó la Hoja de Ruta del Astroturismo en nuestro país hasta 2025. El primer observatorio en abrir sus puertas al público fue el de Mamalluca, en la ciudad de Vicuña, que en la actualidad recibe cerca de 60.000 visitantes al año. Además, las regiones de Bío Bío y Antofagasta cuentan con casi una treintena de observatorios dedicados en exclusiva al turismo astronómico. 

Todos ellos esperan recibir un plus de visitantes este año debido al eclipse solar que tendrá lugar el próximo 2 de julio. A pesar de que el año pasado en Chile se pudo disfrutar de un eclipse parcial, lo cierto es que el de este año es uno de los que más expectación está generando y ya ha sido comparado en importancia con el avistamiento del cometa Halley a finales de los 80. 

El eclipse será visible desde todo el país, aunque no de forma total en todas las regiones. Según los responsables de Turismo de Chile, el Valle del Coquimbo, también conocido como “La Región Estrella”, será el mejor lugar del planeta para verlo. Así lo afirman también diferentes publicaciones especializadas que señalan que este fenómeno astronómico tan sólo será visible desde el Pacífico Sur, siendo Argentina y nuestro país los mejores enclaves para disfrutarlo.

Desde la administración pública, esperan que aquellos visitantes que se acerquen hasta el Valle del Coquimbo para ver el eclipse también se desplacen hasta las ciudades costeras de Valparaíso y Viña del Mar. Ambas se posicionan como dos de los referentes turísticos más importantes del país, aunque en los últimos años están perdiendo visitantes en detrimento de otras zonas. En Valparaíso los robos a turistas por bandas organizadas y el bloqueo portuario de los últimos meses que ha impedido la llegada de cruceros, han causado un daño enorme en el sector. Viña del Mar, por su parte, ha sufrido fuertemente la ausencia de turistas argentinos, que este año se han reducido en un 25%. A esto debemos sumarle la pérdida de un importante evento deportivo que atraía hasta la costa a cientos de visitantes, entre jugadores y acompañantes. Hablamos del PokerStars Festival Chile, que dejó de celebrarse en Viña del Mar el pasado 2018 tras siete años acogiendo sus diferentes paradas. La popular compañía de la pica roja decidió prescindir de esta sede debido a que la participación no llegaba a los niveles esperados. Ahora, algunos de sus torneos más importantes se llevan a cabo en Bahamas, en donde se ofrece a los jugadores un mayor número de actividades paralelas. Uno de los últimos en celebrarse ha sido PSPC, que se saldó con la victoria del español Ramón Colillas. De nuevo, la empresa escogió el mes de enero para asegurar una mayor participación motivada por el buen tiempo.

Esta pérdida de turistas espera ser remontada con el más de un millón de visitantes que se estiman para el mes de julio, entre científicos y curiosos extranjeros y nacionales. La expectación es tal, que muchos de los hospedajes de las regiones del Valle de Coquimbo y del Valle del Elqui tienen la totalidad de sus habitaciones reservadas desde hace más de dos años.

La capital del país no ha querido quedarse atrás en el astroturismo y acaba de lanzar la primera Ruta Astroturística de Santiago. Se trata de una iniciativa que busca acercar el potencial astronómico a nivel nacional, no solo en las regiones del norte, y que abarca un total de 10 destinos comprendidos en la Región Metropolitana: el Planetario de Chile, el Túnel Universo del Museo Interactivo Mirador, el Observatorio Roan-Jasé, el Observatorio Astronómico Nacional Cerro Calán, el Observatorio Cerro Pochoco, el Observatorio Astronómico Andino, el Observatorio Docente UC, el Observatorio Pailalen, el Observatorio Foster y el Observatorio Cielos Chilenos. 

Este nuevo proyecto, unido a la posesión del 40% de las infraestructuras astronómicas más importantes del mundo, no hacen sino confirmar el potencial del sector del turismo astronómico en el país.

Instagram
Modificado por última vez enJueves, 21 Febrero 2019 10:29
volver arriba